El pasado miércoles, 13 de enero, el Subdirector de Investigación y Postgrado del IPM, Dr. José Acuña Evans sostuvo una reunión con el Gerente Regional de Corpoelec, Ing. Francisco Reyes, para tratar la problemática eléctrica que actualmente afecta a la Sede de Postgrado de esta Institución.

El Dr. Acuña señaló que “durante el mes de diciembre, el IPM presentó un proyecto para solventar la falla eléctrica que se tiene en el edificio de Postgrado, que es una avería de la acometida externa, pues se quemó un cableado subterráneo, las copas y el pararrayos del sistema eléctrico de aquella sede. Por lo que se tomó la decisión, a nivel institucional, de realizar y presentar un proyecto ante Corpoelec, donde se solicita que la acometida eléctrica de la sede no sea subterránea sino aérea, destacándose que el IPM es quien debe hacer la compra de todos los materiales para hacer posible este proyecto. Ante esta situación, la Directiva Ipemista hizo el llamado a contratación a través de un concurso para empresas, quedando seleccionada una a principios de diciembre, pero por motivo del feriado navideño, los proveedores del material ya habían cerrado y notificaron reiniciar actividades a partir de febrero del 2016”.

Es por ello que, ante la cercanía del mes de febrero, se requirió una reunión entre la autoridad de Postgrado del IPM, con el Gerente Regional de Corpoelec, para conseguir la aprobación del proyecto, lo cual se logró con las normas y las especificaciones que se presentaron; e igualmente se acordó el envío de una comunicación para solicitar algunos materiales para que la empresa del Estado pueda suministrar, en caso de tenerlos, y apoyar a la Universidad con el desarrollo de la obra.

Por otra parte, el Dr. Acuña expresó que “la reunión fue de gran importancia, pues a través de Corpoelec, la Institución cuenta con la aprobación del Estado para efectuar esta labor que ameritara un corte momentáneo en el flujo eléctrico de esa zona. Algo que solía manejarse a nivel local, pero que ahora se canaliza de otra forma; pues el Ingeniero de Corpoelec debe llevar ante una mesa nacional el proyecto, para pedir la autorización ante la Vicepresidencia de la República, y se corte la electricidad en los sectores especificados, durante las horas que se estará realizando el trabajo”.

Ya con el proyecto en manos, el Ing. Reyes se encuentra a la espera de la fecha de inicio del trabajo, para comunicarse con la Mesa de Energía Nacional, y se autorice el corte de flujo eléctrico durante los días en que se estarán realizando las labores para solventar la falla eléctrica en la sede de Postgrado del IPM.

Antes de culminar sus declaraciones, la autoridad de Investigación y Postgrado Institucional, hizo énfasis en destacar que esta avería eléctrica, ha representado para él y su equipo de trabajo un inmenso problema, pero no ha significado la paralización las actividades académicas de Postgrado, pues se acordó trasladar las clases hasta la Sede de Pregrado. Sin embargo en la parte administrativa se encuentran laborando a medio tren, con algunas computadoras de Pregrado, y otras que han traído del edificio de Postgrado, por lo que el ritmo ha bajado un poco en las labores de oficina.

Igualmente, el Dr. Acuña resaltó que “algunas aulas de Postgrado siguen funcionando, las que se encuentran en mejores condiciones para la ventilación e iluminación natural. Las secciones que no cuentan con salones con esas ventajas, son trasladadas a Pregrado, y continúan sus actividades normalmente”.

Asimismo, el Subdirector de Investigación y Postgrado reveló que otra de las consecuencias de la situación eléctrica en las instalaciones de Postgrado, ha sido que las bombas que se adquirieron recientemente para movilizar el flujo de agua por la sede, no han podido encenderse para proveer del vital liquido al edificio, lo que no permite que los baños funcionen a plenitud, ni que las labores de limpieza puedan realizarse de la manera adecuada.

Finalmente, el Directivo señaló que “esta problemática no es sólo para la Subdirección de Investigación y Postgrado, sino para toda la Universidad, pues no significa una falla en esta gestión, sino una falla Institucional que atañe a todos. Hay estudiantes de Pregrado que reciben clases en aquella sede, y que se han visto afectados por esta situación, lo que convierte a esta avería en un problema no sólo de Postgrado, sino de Pregrado. Por lo que ha sido valioso contar recientemente con el apoyo de otras autoridades del Instituto, que se han percatado de que la problemática realmente es de todos”.