Alcides Zaragoza, decano del Instituto Pedagógico de Maturín, rechazó este viernes la arremetida del Gobierno Nacional contra la comunidad universitaria. Acompañado por representantes de los  gremios que integran la Institución, la Autoridad se pronunció acerca del estado de privativa de libertad y aislamiento al que están siendo sometidos los estudiantes de la Universidad Pedagógica Experimental Libertador, sede  Maracay.

“16 estudiantes del Instituto Pedagógico de Maracay fueron detenidos hace casi un mes por el simple hecho de protestar –un derecho constitucionalmente establecido- y aun hoy continúan detenidos, 11 de ellos fueron trasladados  al centro penitenciario 26 de junio de San Juan de los Morros, en el estado Guárico; uno a El Dorado, en el estado Bolívar; y los otros cuatro –mujeres- cumplen arresto domiciliario; a ninguno de ellos se les ha permitido comunicación con sus familiares y/o abogados, por lo que se desconocen las condiciones de su estado físico. Y desde ningún punto de vista como universitarios podemos permanecer callados ante esta situación, que no solo delata la violación a la autonomía universitaria, al haber sido detenidos dentro de la sede de Aragua, sino la represión de la que es víctima el pueblo venezolano”, detalló Zaragoza.

El Decano de la UPEL-Maturín informó además que el pasado miércoles en el Consejo Universitario celebrado en Caracas, se acordó “luchar por la defensa de la autonomía universitaria y ratificar el apoyo a nuestro estudiantes y sus familiares, para lo que se ha creado un Comité de Asistencia Económica, que tendrá sus representantes en los ocho institutos de la UPEL en Venezuela y se ocupará de gestionar la ayuda requerida por los afectados. En Maturín, el centro de acopio para los alimentos no perecederos y productos de aseo personal estará ubicado en la Dirección del Instituto Pedagógico y la Subdirección de Docencia. Mientras que los aportes económicos deberán hacerse depositando directamente a la cuenta de la representante de los detenidos, Solange Celis”.

Quienes deseen contribuir a la causa, pueden realizar sus depósitos a nombre de Solange Celis, C.I: 5.313.973, cuenta de ahorro del B.O.D N° 01160077870206702795, o la cuenta corriente de Banesco N° 01340945519461683801.

 

Levantan su voz

Secundando las  declaraciones del Decano, Luis Aguilera, presidente de la Asociación de Profesores y Elvis Millán, presidente del sindicato del personal administrativo del Instituto Pedagógico de Maturín, manifestaron su rotundo rechazo a las arremetidas de las que han sido objeto no solo la UPEL, sino las diversas universidades del país, “pensar diferente no es un delito y no debe hacernos  enemigos del Gobierno. La universidad es la casa que vence las sombras y esta situación del país no es la sombra que nos va a tapar”, resumió Millán.

Por su parte, Jesús  Bompart, representante de los estudiantes en el Consejo Directivo, recordó que durante los últimos tres meses de protesta se ha atacado directamente a los estudiantes “cuando los únicos que han infringido la ley son los representantes del Gobierno. Entiéndase, la protesta es un derecho y los estudiantes permaneceremos unidos, el que se mete con uno, se mete con todos”.

Igualmente, Carlos Rivas y Cruz González, representantes del Movimiento Estudiantil ante el Consejo Universitario, se solidarizaron con los aprehendidos y con la comunidad upelista en pleno, “somos la misma gente”, e invitaron al pueblo venezolano a no dejarse robar los derechos establecidos en la Constitución, “tenemos que ser partícipes del cambio”.

Por: Lcda. Adriana Torrealba

Unidad de Comunicación y Relaciones Corporativas