Hablar con elocuencia, persuadir o conmover al público es un arte que debe ser cultivado. El grupo de teatro del Instituto Pedagógico de Maturín así lo entiende y por ello se prepara con ahínco en éste y otros temas. Los noveles actores y futuros profesores participan desde el 16 de julio y hasta el próximo 20 en el taller de Oratoria, voz y dicción, dictado por el profesor Gustavo Aranguren, especialista en las técnicas y prácticas de la comunicación efectiva.

“Talleres como éste deberían ser perennes para los docentes, quienes requieren de una herramienta específica que les permita controlar y motivar a sus estudiantes. La oratoria es una extensión de la personalidad y aunque con el desarrollo de los medios y la tecnología se le ha restado importancia, es y seguirá siendo fundamental para comunicar con claridad y confianza, afianzar la credibilidad y profesionalismo”, expresó Aranguren.

Para el tallerista en las tablas como en el aula la respiración consciente, el conocimiento del lenguaje, la correcta entonación, velocidad y fuerza, así como el dominio de la lectura, es primordial. Durante las sesiones de trabajo, los estudiantes realizan ejercicios de respiración; lectura de poesías, cuentos, trabalenguas y otros textos; postura corporal, desenvolvimiento gestual, dicción, ritmo y contacto visual.  

Escrito por: Adriana Torrealba

Unidad de Comunicación y Relaciones Corporativas de la UPEL-IPM